Quienes somos
Cultura, identidad, interculturalidad, universalidad, desde nuestro horizonte de sentido: EL REINO

El XVI Capítulo General ha sido espacio para contemplar, como Cuerpo Apostólico Universal, la pluralidad y complejidad de nuestro mundo: su realidad multicultural, la diversidad religiosa y espiritual, los grandes avances tecnológicos y científicos, la redefinición del papel de la mujer, las nuevas configuraciones familiares, la situación de los jóvenes, el crecimiento de la injusticia y desigualdad, los nuevos campos de solidaridad, la preocupación medioambiental…

La presencia, en algunas jornadas del Capítulo, de veinticinco laicos y laicas comprometidos en la misión educativa de la Compañía, algunos de ellos miembros de la Red Laical, ha sido una experiencia significativa que nos ha posibilitado profundizar conjuntamente en estas realidades.

Hemos analizado las implicaciones que tiene vivir hoy en diálogo con la cultura, la ciencia, la tecnología, la biotecnología… los retos que nos plantea la interculturalidad, la responsabilidad universal, lo interreligioso e intercongregacional…; los nuevos pasos que exige avanzar en el compromiso con los jóvenes, los pobres y excluidos, la mujer y la familia; la importancia de seguir haciendo camino común laicos y religiosas, para servir al Reino desde nuestro Carisma y espiritualidad.

Fruto de este proceso de discernimiento ha sido llegar a definir compromisos para el próximo período 2009-2015. Todo lo vivido, ha sido experiencia honda, invitación a caminar con Jesús y fiados en su palabra, apostar con fuerzas renovadas por seguir, con osadía, construyendo el mañana.

Hemos sentido que el Señor nos convoca, cuenta con nosotras y nosotros y nos llama a echar de nuevo las redes.

“…Jesús se manifestó otra vez a los discípulos junto al lago de Tiberíades. Se manifestó de esta manera: Estaban juntos Simón Pedro, Tomás, llamado el Mellizo, Natanael, el de Caná de Galilea, los Zebedeos y otros dos discípulos suyos. Simón Pedro les dice: "Me voy a pescar." Ellos contestan: "Vamos también nosotros contigo." Fueron y se embarcaron, pero aquella noche no pescaron nada. Al amanecer, estaba Jesús en la orilla, aunque los discípulos no sabían que fuese Él. Jesús les dice: "Muchachos, ¿tenéis pescado?" Le contestaron: "No." El les dijo: "Echad la red a la derecha de la barca y encontraréis”. La echaron y no podían recogerla por la abundancia de peces. El discípulo a quien Jesús amaba dice entonces a Pedro: "Es el Señor".
(Juan 21, 1-7)


La invitación a echar las redes es significativa en los evangelios: “Maestro, hemos estado trabajando toda la noche sin pescar nada, pero en tu nombre, voy a echar las redes” , “Echad la red a la derecha de la barca y encontraréis” . La iniciativa de echar las redes surge de la experiencia de haber escuchado la voz del Señor. Es Él quien en medio de la oscuridad abre el horizonte y hace posible la abundancia y con ella la esperanza. Entonces, la carencia se transforma en milagro y la fe de los discípulos permite que se revele lo fundamental: “es el Señor”.

En el hoy de nuestra historia “echar las redes” es acoger de nuevo su llamada a cuidar la vida, a recrear nuestro servicio apostólico y dejar que sea el eco de la voz de Jesús quien aliente nuestro compromiso y oriente nuestra andadura.
AGENDA
Eventos, actividades, reuniones, comunicados y novedades:
Ubicación
Sta. Juana de Lestonnac y Pto. Argentino. Gualeguaychú - (E.R.)
Teléfonos
(03446) 42-2487 | 42-8155
Copyright © 2012. Compañia de María | Diseño y programación ARRAZA